viernes, 17 de diciembre de 2010

Hoy es 25 de noviembre.

Hoy es 25 de noviembre.
Llevas cuatro semanas ahí dentro así que suponiendo que no seas un atroz cagaprisas como yo que me adelanté mes y medio, estarás por aquí en julio.
Era un puñetero día normal, con su siesta, su monotonía y mi cara larga. Un timbrazo me despertó y corrí al teléfono. Era Esther con su voz tan dulce. Espero que tengas su paciencia y un corazón del calibre del suyo. Me dio conversación, más de lo normal, y tras decirme que hoy fue al médico, titubeando dijo las palabras… las palabras clave…”Estoy embarazada”. Yo…yo no cabía en mí misma. Parece ser que mis indirectas lanzadas hacia mis deseos de ser tía al fin han hecho mella. Y gracias a Dios, o a quién sea, no tuve que pincharos los condones…
Y ahora no puedo dejar de pensar en ti, en cuando estés. Que te voy a querer como al  que más, como a la que más.
Te maleducaré. Te daré chocolate a escondidas, veremos capítulos de Friends hasta la madrugada, y te regalaré mi peluche favorito. Cuando vengas a verme a Salamanca daremos de comer a los patos en la Alamedilla, y compartiremos habitación. Te prometo que aprenderé a hacer punto para tejerte los patucos más coloridos del mundo. Te llevaré al parque de atracciones, jugaremos al señor pie, te grabaré y serás el blanco de mi objetivo. Te pondré Nirvana a toda pastilla, también Ska – p para que el gato López te haga vibrar como me hizo a mí. Tampoco te dejaré escuchar las Space Girl como hicieron mis hermanos. Haré todo lo que ellos hicieron. Porque tú no tendrás hermanos mayores, no tendrás la suerte que tuve yo. Tenían trece y dieciocho cuando yo nací y desde entonces me hacen rozar las nubes. Son lo mejor que me ha pasado. Y ahora uno de ellos va a ser padre. Ya no es Alfreduco, es padre. Y te voy a querer como a nadie. No te lo imaginas.

Cuando colgué el teléfono empecé a dar saltos delante del espejo, no podía parar. De repente empecé a llorar con la sonrisa puesta. Siempre he sido la pequeña de la familia. La que cambió la historia de los García Herrero, la que llegó sin avisar y la que no aparece en los nombres del buzón a pesar de sus dieciocho. “El último mono”, el blanco de los zapatillazos de toda la familia. Tras dieciocho años cumpliendo este papel, ya tengo complejo de enana, y me lo van a arrebatar de un día para otro. Ya no soy la enana. Soy la madura, la tía. Soy tu tía y no me canso de decirlo. Tía, tía, tía, tía. Jamás una palabra me había sonado tan bien.

Te quiero, te adoro, quiero abrazarte ya. Acurrucarte entre mis brazos y ser tu hermanita mayor.
Hoy, 25 de noviembre, soy la persona más feliz del mundo

8 comentarios:

rottenclementine dijo...

Pero qué jhdfsliuhdils eres *_*

rottenclementine dijo...

Es que lo he vuelto a leer y es inevitable tener ganas de conocerlo/a ya y veros juntititititos :)

ewa ewa! dijo...

Mc Dariiiiinas. Os la presentaré, porque sé que será niña, lo sé :)
Y será de esas personas que se compran desatascadores y se dedican a ir por la calle haciendo ventosa por todas partes. Ya sabes a lo que me refiero ...

InFloyd dijo...

La tita Turner le dará Aspitos y le regalará una púa para que la lleve al cuello.

:)

Juliette. dijo...

Buah, Eva, me he visto reflejada en ésta entrada :) Mis hermanos me ponían AC/DC y Ska-p mientras el pelo se iba de un lado a otro y de las Spice girls ni hablamos, claro que no. Soy la enana que no esperaban, cuando mis hermanos tenían 4 y 12, y años después el más mayor fue padre y aquí estamos, siendo tía y enamorándome más de la enana con la que convivo, porque sí, porque vivo con ella y no he visto cosa más hermosa y traviesa que ella (: que Lucía (y el no sexo), que sí, que le pusieron ese nombre por la película, que por eso enamora más, y que yo también le doy chocolate a escondidas antes de comer, como que me da besos después cuando me voy a algún sitio y jugamos a monstruos (porque adora los monstruos). Me he visto reflejada en sentimientos aquí, me he visto en ti y en no en Noviembre, pero sí en Octubre y me he enamorado una vez más, mucho más.


Enhorabuena, Eva, serás la tía más maravillosa del mundo (junto a mí, no nos echemos de lado :( jajaja)

ewa ewa! dijo...

Me encanta(s).
Cómo me encanta que me digas todas esas cosas.
Somos (seré) las mejores tías del mundo. :)
Gracias, de verdad, por hacer magia una vez más, por hacer magia de la nada.

Miqui Brightside dijo...

joder pero qué genial

Coral. dijo...

Aisss mi hermana me ponía Nirvana cuando solo tenía 3 años o 4 años
vas a ser una tía genial :) que envidia!