viernes, 4 de febrero de 2011


Conozco todos tus defectos, podría enumerarlos ahora mismo, todos y cada uno de ellos. También conozco tus virtudes.
Pero tanto los unos como los otros son lo de menos. El caso es que si lo sumamos, si los juntamos a los unos y a los otros, sales tú. Es una mezcla explosiva, un poco ácida al principio, pero que deja regustillo a tarta de queso con arándanos y a café con leche.
Pero todo esto es solo palabrerío. Lo que quiero decirte es lo que ya sabes, solo quiero que no se te olvide nunca. Tatúate estas palabras en el hemisferio norte de tu cerebro.
Que ya puede nevar en verano, que seguiré cogiéndote de la mano, para subir todas las cuestas que se nos pongan por delante, y la manga de mi jersey, siempre para ti, siempre.
Estás loca. Pero las mejores personas lo están. Y te quiero, tal como eres.

6 comentarios:

Rebeca Serrada Pariente dijo...

Me declaro fan de esta fotografía :)

El Señor Feo dijo...

Eres una chica guai, me dolía la puntita, me voy a mimir, buenas fotografías

Hollins dijo...

ai que texto tan bonito, y la foto tambien

Adam dijo...

ponle un me gusta y un pulgar así parriba en la foto
;)

Pequeña sonrisa de Amélie dijo...

Me ha gustado muchísimo esta entrada, bueno y las demás también, me siento muy identificada, es genial :) te sigo! besos!

Pequeña sonrisa de Amélie dijo...

y por cierto, la foto es increíble!