miércoles, 21 de marzo de 2012

Queríamos cambiar el mundo, y desde luego, no lo conseguimos. 
Ahora lo que intento es que el mundo no me cambie a mí.







Que no queremos ser tanto. Queremos ser un poco de sol y un poco de noche. Queremos ser viento y calma. Y olor a tierra mojada.


5 comentarios:

Juliette. dijo...

Marea y Noviembre juntos, eso sí que es una poesía en condiciones, joder :)

Ann. dijo...

ni querer cambiar, ni que te cambien. fluir :)
que bonita foto y entrada

M. dijo...

Adoro tu blog. Mucho. :

:)

Perfectly imperfect dijo...

Me encanta tu blog.

ewa ewa! dijo...

M. Y yo el tuyoo *.*